AVEDA


Un Libro para ofrecer homenaje

20 de mayo 2022

Armando Rodríguez García

Profesor de la Universidad Central de Venezuela

Director de Posgrado en Ciencias Jurídicas y Políticas UCV

Coordinador Posgrado en Derecho Administrativo UCV

Con el sello editorial del Centro para la Integración y el Derecho Público (CIDEP) aparece el “Libro Homenaje a la Especialización en Derecho Administrativo de la Universidad Central de Venezuela. A propósito de su cuadragésimo aniversario”.

Viene a ser un nuevo título con llamativo contenido académico que acredita la presencia —cada vez más potente y firme— que está marcando el CIDEP como agente de difusión del conocimiento jurídico dentro y fuera de Venezuela, lo que en esta ocasión ocurre, además, como un producto específico de su alianza con el Centro de Estudios de Posgrado de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Central de Venezuela, espacio dedicado a la enseñanza de cuarto nivel, en el cual se aloja el Curso de Especialización en Derecho Administrativo, destinatario del homenaje.

De esta manera se pone de relieve el valor de las alianzas como una técnica eficaz para la gestión universitaria, al tiempo que resalta su utilidad para multiplicar las potencialidades institucionales.

La motivación específica del homenaje que se manifiesta a través de esta obra colectiva, se encuentra en la oportunidad (a propósito) de cumplir ese Programa de posgrado el cuadragésimo aniversario de actividades, tomando como punto de partida el inicio de su presencia oficial en el ambiente académico del país (1981), mediante la selección e ingreso de quienes fueron sus primeros alumnos.

El contenido doctrinario del Libro se nutre de las colaboraciones presentadas por docentes del Curso de Especialización, con lo cual, puede decirse que, en esta ocasión, el término homenaje encierra una doble acepción, por una parte, demostrar público reconocimiento o admiración a su destinatario; pero también celebrar, mediante el ejercicio de una acción intelectual, que viene a resultar particularmente placentera para quienes han participado directa e indirectamente en su consecución. En definitiva, se trata de un agasajo cumplido con satisfacción.

En la obra se recogen dieciséis (16) trabajos cuyos contenidos ofrecen los más variados enfoques conceptuales dedicados a tratar distintos temas propios de la disciplina. Estos se han organizado para su presentación en cuatro Capítulos —El Derecho Administrativo: una disciplina en evolución; Constitución, Estado y Derecho Administrativo; Responsabilidad y Control; La protección de derechos en el Derecho Administrativo— en los cuales, como denominador común, se presenta una visión crítica, rigurosa y actualizada de las materias tratadas.

Además, en el volumen publicado se ofrece al lector el texto original de lo que fue el proyecto de Plan de Estudios que sirvió como soporte a fin de dar cabal cumplimiento de los trámites requeridos en aquel momento, para la aprobación del Curso de Especialización, el cual, con apenas una breve modificación —consistente en la supresión de la fórmula de prelaciones entre asignaturas— ha permanecido inalterado a lo largo de estas cuatro décadas, con rendimiento satisfactorio. Su diseño, dispuesto como un Plan de Estudios conciso, estable y funcional, concreta la idea de trabajar una visión integral y sistemática de los aspectos y las categorías medulares de la disciplina, lo que apunta a la formación especializada sobre bases firmes, con la convicción de que el manejo de las nociones basales lleva a desarrollar una capacidad de navegación más consistente y útil en el espectro científico, al tiempo que reduce la tentación de sucumbir ante el destello luminoso de las novedades, y su empleo como patrón metodológico.

Vale destacar que, buena parte de los docentes que concurren como autores en esta obra colectiva son especialistas egresados del mismo Curso que motiva el homenaje. Creemos que este dato constituye un punto digno de mención porque, a través del mismo, se pone de manifiesto el logro efectivo de alguno de los objetivos que corresponden a la formación de cuarto nivel, y que en este caso ha jugado francamente en favor del propio Programa, mediante la incorporación de sus titulados como miembros del cuerpo docente, para dar cabal cumplimiento a sus actividades formativas.

La aplicación de esta política académica ha sido una marca ostensible y consistente en el trazado de una ruta clara, y sostenida con firmeza, a lo largo de estas cuatro décadas de andadura, con los evidentes efectos favorables aportados por la mística y el compromiso institucional de quienes han transitado su formación; a lo que cabe agregar la ventaja que significa conocer —como una vívida experiencia personal— las luces y las sombras que encierra su funcionamiento, con lo cual, los egresados-docentes se acreditan plenamente como críticos útiles y calificados, como verdaderos expertos (además de especialistas) con absoluta disposición y aptitud para proponer e incorporar muy valiosas iniciativas de ajuste que, a lo largo de todo este tiempo, han robustecido el Programa, en una práctica ingeniosa y sutil de constante actualización.

Sin duda, esa fórmula de retroalimentación ha llevado a fortalecer las capacidades de control, seguimiento, autocorrección, cumplimiento y fortalecimiento sostenido. De allí, la rutina de recurrencia en su aplicación hasta el momento actual, con lo que se ha logrado ecualizar en el contenido científico y el perfil académico que estuvieron presentes en su origen, momento aquél en el que se percibían claros signos de robustecimiento y expansión en el campo del Derecho Administrativo, provocados en buena medida, por el impulso que se venía dando a esta disciplina desde el Instituto de Derecho Público.

Aquel ambiente, marcado por el crecimiento de la actividad de investigación y docencia en la materia, así como por la multiplicación de eventos trascendentes en las manifestaciones prácticas del Derecho Administrativo nacional, aportó suelo fértil para el surgimiento de la Especialización. Al respecto, basta recordar que entre 1975 y 1985 se dictan, entre otras, la Ley de Carrera Administrativa (1975), Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia (1976), Ley Orgánica del Sufragio (1977), Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos (1981), Ley Orgánica de Salvaguarda del Patrimonio Público (1982) y la Ley Orgánica de la Administración Central (1985) en cuya existencia influye la labor intelectual de la doctrina, y cuya vigencia y aplicación produce u ingente material para el análisis crítico, la meditación y la discusión en los espacios profesionales y académicos.

Esas buenas condiciones ambientales, unidas al incremento en los contactos e intercambios con los generadores de avances del Derecho Administrativo más allá de nuestras fronteras, inducen a la creación de la Especialización, en cuya iniciativa participaron con aportes de marcada importancia, entre otros, los profesores Antonio Moles Caubet, Allan-R. Brewer Carías, Luis Henrique Farías Mata, Gonzalo Pérez Luciani y Tomás Polanco Alcántara; pero además, tanto la iniciativa como su tramitación contaron con el estímulo y el apoyo decidido del Decano, Pedro Nikken y el Director del Centro de Estudios para Graduados, Oscar Palacios Herrera. Desde luego, a todos ellos también arropa el homenaje.

Como se podrá percibir, en consecuencia, un homenaje de esta naturaleza alcanza en su trasfondo algo más que el hecho de haber sumado una considerable cantidad de años, pues, por muy abultada que pueda ser o parecer la cifra, siempre será indicadora de una posición relativa; y es lo cierto que, lo absoluto y verdaderamente sustantivo está en lo que se atesora como un apreciado cuaderno de bitácora a lo largo de la trashumancia, sin importar lo prolongada que ésta sea.

En el complejo contenido de ese trayecto pionero se anota, con particular significado aprecio, la forjadura de un ambiente creativo de meditación crítica, rigurosa y disciplinada, que viene alimentado por la libertad intelectual y por un profundo sentido de respeto entre docentes y dicientes, lo que desemboca en una realidad que va más allá de los contactos reducidos al hecho pedagógico para inscribirse en el mapa de los afectos de los participantes, lo que aparece como un dato dominante que tal vez permite descubrir otra de las claves que colocan al Curso de Especialización, objeto del homenaje, como uno de los activos indiscutibles dentro del balance que recoge la memoria de la enseñanza del Derecho Administrativo venezolano.

Al respecto, cabe recordar que la Especialización en Derecho Administrativo de la Universidad Central de Venezuela fue objeto de homenaje con motivo de cumplir sus primeros veinte años de vida, mediante un Libro editado por el Tribunal Supremo de Justicia, que viene a ser también un hecho pionero al estar dedicado a una institución y no a una persona, como es lo usual.

En la misma línea se acreditan los reconocimientos expresados por la Fundación de Estudios de Derecho Administrativo (FUNEDA) y la Asociación Venezolana de Derecho Administrativo (AVEDA), con motivo de estas cuatro décadas, lo que, a no dudarlo, se transforma en justificada celebración y compromiso… Gaudeamus igitur.           

 

Déjanos tu comentario